Saltar al contenido

¿Por qué me sangra la nariz ? Causas principales

sangre en la nariz

Sangrar es algo preocupante, pero en el caso de que se produzca a través de la Nariz, es bastante común, pudiendo ocurrir como otro de los síntomas o consecuencias de las gripes y resfriados.

Es que este órgano del cuerpo es muy delicado debido a su composición llena de vasos que sangran con facilidad. Asimismo, el paso del oxígeno a través del mismo genera resequedad e irritación, pudiendo incluso formarse costras sangrantes.

Los sangramientos de este tipo suelen generarse en el área frontal del tabique y son sencillas de tratar, pero también pueden ocurrir en el área más profunda, siento un indicativo de problemas más graves porque se localiza a nivel craneal.

En todo caso, los sangramientos mas graves suelen caracterizarse por ser mas abundantes y mas complejos de detener, pero lo más común es presentar sangrados leves con cierta frecuencia.

Si con frecuencia, te sale sangre por las fosas nasales, esto puede tener múltiples causas

¿Cuáles son las principales causas de este sangrado?

Las causas de este tipo de sangrado son muy variadas y entre ellas tenemos:

  • Alergia, resfriado, muchos estornudos o problemas de sinusitis
  • Exposición a un ambiente frio y seco
  • Manipulación frecuente de la Nariz
  • Golpes en la zona
  • Introducción de objetos
  • Intervenciones quirúrgicas en los senos paranasales
  • Desviación de tabique
  • Exposición a químicos
  • Uso excesivo de aerosoles
  • Tratamientos a través de cánulas

De la misma forma, el sangrado nasal frecuente suele ser tomado como indicativo de la presencia de patologías asociadas con la elevación de la tensión, trastornos de hemorragias, tumores de Nariz u obstrucciones paranasales.

Igualmente, el empleo de medicamentos para la coagulación de la sangre puede ser un factor desencadenante del sangrado.

¿Qué hacer?

Cualquier clase de sangrado es preocupante, pero si esto ocurre, lo principal es mantener la calma. Para evitar que la hemorragia siga produciéndose puedes tomar algunas medidas sencillas en casa.

Uno de los remedios mas efectivos consiste en tomar parte de las fosas nasales entre los dedos y cerrarlas por algunos minutos. Asimismo, contrario a la creencia popular, debe echarse la cabeza al frente para no tragarse la sangre.

El frio también puede ser un aliado, empleándolo sobre las fosas nasales.

En general este tipo de sangrado suele parar luego de los 10 minutos, pero si eso no ocurre, deben tomarse medidas y acudir al especialista.

Si el sangrado se detuvo, la persona debe evitar acostarse inmediatamente, sonarse o aspirar algo. Del mismo modo, los descongestionantes deben ser utilizados con precaución.

Recuerda que en ciertos casos debes acudir necesariamente al profesional de la Salud antes de tomar cualquier medida, estos son:

  • Cuando el sangrado es a consecuencia de un golpe o lesión
  • Cuando se presentan otros síntomas asociados como por ejemplo, desmayos
  • Cuando ocurre después de intervenciones quirúrgicas

Ante esos síntomas, es común que los especialistas tomen medidas en cuanto a la medición de la presión y se practiquen estudios como endoscopias nasales, mediciones de niveles de tromboplastina y protombina y tomografías.

El tratamiento depende del caso, pero las medidas comunes son estabilizar la presión, controlar los vasos de sangre, en caso de fractura tratar la misma o actuar sobre la coagulación sanguínea.