Saltar al contenido

¿Siempre te da sueño después de comer?recomendaciones para evitarlo

sueño después de comer

El sueño siempre ha sido beneficioso para la salud pero en exceso tampoco es sano, en algunas ocasiones viene a nosotros no por cansancio sino por otros factores como el baño o la comida.

Por ejemplo si almuerzas en gran cantidad, una vez finalizado en solo minutos entran unas ganas de dormir irresistible, esto a veces es una situación incómoda porque hay actividades que realizar y las ganas incontrolables de dormir no te deja.

¿Por qué ocurre?

Una de las explicaciones tradicionales está relacionada con el control de la digestión ya que para cumplimiento de este proceso, el sistema digestivo necesita una mayor demanda de sangre por ser la única vía por donde los nutrientes viajan a todas las células.

Sin embargo esta mayor demanda de sangre para el transporte tiene un costo y el mismo debe partir de los diferentes órganos, de los cuales está el cerebro, y al bajar los niveles sanguíneos en él, empiezan a manifestarse las sensaciones de cansancio y ganas de dormir.

Otra explicación se refiere a un incremento en los niveles de glucosa permitiendo de esta manera una disminución en los niveles de una proteína conocida como Oxerina quien es la encargada de tener al cerebro en alerta.

Por eso es importante estar al tanto de lo que se consume por ejemplo aquellos alimentos con alta riqueza en carbohidratos permite a la glucosa estar en niveles altos que alteran el estado de vigilia del organismo.

Mientras que aquellas con alta riqueza en proteínas sirven para mantener el cuerpo en alerta, si deseas no dormir después de comer, la solución es no abusar de los platillos consumidos es decir no comer en exceso o darse una corta siesta de unos minutos.

Trucos para no dormir

Si lamentablemente no eres de los que tiene tiempo para dormir una pequeña siesta porque debes continuar en tu trabajo, existen algunos trucos que puedes tomar en cuenta y así seguir  en tus actividades:

  1. Paseos de 10 minutos: después de comer puedes probar con salir de tu oficina, tomar un poco de aire, esto permite llevarle oxígeno al cerebro, de esta manera lo tienes activo, también puedes probar el subir y bajar escaleras.
  2. No consumir alimentos con alto contenido en grasas o mucho azúcar: estos tipos de alimentos les cuesta al organismo digerirlos por lo tanto provoca esas sensaciones en el cuerpo de pesadez y por lo tanto de sueño.
  3. Agua Fría: beber  mucha agua permite que el cuerpo se mantenga hidratado y por lo tanto reducirá los efectos del sueño.
  4. Conversar: mantener una charla con un familiar, un compañero de trabajo o cualquier persona ayudará a mantener el cerebro activo y por lo tanto evitar que te puedas dormir.
  5. Tomar una siesta: si con los consejos dados anteriormente todavía no funciona solo te queda darle a tu cuerpo un breve descanso, esto si tienes la oportunidad de realizarlo, uno de los mejores efectos para una buena siesta es solo descansar por lo menos media hora y te sentirás repuesto, solo procura no pasar de ese tiempo porque te sentirás entonces mas cansado.