Saltar al contenido

¿Te levantas de noche a orinar? Podría ser una mala señal

orinar en las noche

Es probable que en horas de la noche notes que te debes levantar en varias oportunidades para ir al baño a hacer pipí.  Y aunque esto parezca algo inofensivo, puede ser un signo de problemas de Salud.

¿Qué implica ir mucho al baño durante la noche?

En un encuentro de científicos realizado anualmente por la Sociedad encargada de los asuntos de cardiología de Japón se presentaron las conclusiones de una investigación adelantada por uno de sus doctores en la cual se estudió la relación entre ciertos padecimientos de Salud y las ganas de ir al baño por las noches.

El estudio se realizó sobre la población japonesa, en la cual resalta como uno de sus principales hábitos alimenticios, el elevado consumo de sal y esto es un factor que lleva consigo el aumento de las ganas de ir al baño en horas nocturnas.

Ahora, uniendo ambos factores, se obtiene como resultado que la población estudiada presentaba una tendencia a padecer de problemas de presión elevada y, en consecuencia, el orinar frecuentemente en las noches se mostraría como un síntoma de ello.

Detalles del estudio

La explicación dada por el equipo médico que llevó adelante el estudio fue que la nocturia, definida como las ganas de orinar durante las noches, se relaciona en un porcentaje de 40% con el padecimiento de presión arterial alta.

Esto como reflejo de la cifra de 1295 sujetos de estudio de un total de 1882, que resultaron padecer de tensión alta y además manifestaron sufrir de nocturia.

Sin embargo, el equipo también ha aclarado que es necesario llevar a cabo más investigaciones para establecer de forma firme una relación inexorable entre las ganas de orinar nocturnas y la alteración en los niveles de presión.

Otras implicaciones para la Salud

            Ahora bien, no solo la presión elevada suele ser advertida mediante las ganas de orinar nocturnas, también eso puede ser un reflejo de los siguientes padecimientos:

  1. Enfermedad de la próstata: los hombres en edad de realizarse los chequeos anuales de próstata deben estar atentos a la necesidad frecuente de orinar durante las noches por cuanto podría ser un signo de afección en la próstata.
  2. Infección: con mayor incidencia en el género femenino, este padecimiento suele caracterizarse por las ganas de ir al baño, siendo este uno de los principales síntomas que alertan de infección.
  3. Diabetes: las ganas de ir al baño con frecuencia son uno de los síntomas que advierten sobre el padecimiento de diabetes, relacionado además con la sed que suele presentarse en estos pacientes y por supuesto a mayor consumo de agua, más se irá al baño
  4. Problemas renales y en la vejiga: cuando los riñones tienen problemas en su función de eliminación de toxinas, se producen padecimientos de carácter renal que pueden reflejarse mediante las ganas constantes de orinar.

Igualmente sentir ganar de orinar con frecuencia, que incluso son incontrolables o con algún tipo de escape de orina, implica que la vejiga podría tener demasiada actividad, indicando así problemas de salud que podrían derivar en complicaciones graves para el tracto urinario.